IMPORTANTE PARTICIPACIÓN DE PADRES Y AUTORIDADES ESCOLARES PARA EVITAR CASOS DE BULLYNG

Cambios en la conducta, falta de sueño o dormir en exceso, falta de apetito, aislamiento, golpes en el cuerpo, pueden ser señales de una víctima de bullyng.

 

En este nuevo ciclo escolar el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en San Luis Potosí, recomienda a padres de familia y tutores, estar al pendiente de los cambios conductuales de niñas y niños para prevenir que sean víctimas de bullyng o acoso escolar, o bien que sean quienes lo generen.

 

El psicólogo clínico del Hospital General de Zona No. 1, Edgar López Reyna señaló que el bullyng puede generar bajo rendimiento escolar y otros trastornos como el estrés, fobias, depresión y ansiedad en el menor.

 

Mencionó que es importante que exista una coordinación entre padres de familia y autoridades escolares para detectar oportunamente víctimas o acosadores

 

Algunas señales que pueden indicar alguna situación de acoso escolar son: la falta de apetito o comer en exceso, cambios de humor, aislamiento, enojos o tristeza sin razón, trastornos del sueño como dormir mucho o la falta de este, padecimientos psicosomáticos, golpes en el cuerpo, bajo rendimiento escolar, entre otros.

 

Informó que en estos casos es importante la intervención terapéutica para contrarrestar las afectaciones, por lo que es fundamental la participación de padres y maestros a las primeras señales.

 

Reyna Ortíz, recomendó a padres y tutores fomentar una convivencia cercana con hijas e hijos a través de actividades recreativas y una buena comunicación que permitan al menor obtener mayor seguridad y confianza para contar lo que está atravesando.

 

En el caso de quienes fungen como acosadores, es importante detectarlos y que reciban el apoyo necesario para ayudarlos a descifrar y resolver el porqué de su conducta, ya que en muchos de los casos también atraviesan por algún tipo de trastorno o problema emocional. 

 

Exhortó a los padres de familia a estar alertas señales mencionadas y buscar orientación y ayuda profesional para apoyar al menor en esta etapa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *