IMSS SLP EN LA ATENCIÓN DE LA INSUFICIENCIA RENAL CRÓNICA

Los factores de riesgo para sufrir insuficiencia renal son principalmente enfermedades crónico degenerativos.

En el marco del Día Mundial del Riñón, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en San Luis Potosí, recomienda prevenir y atender a tiempo padecimientos que puedan ocasionar daño o insuficiencia renal crónica, informó el coordinador del Programa de Trasplantes del Hospital General de Zona No. 50, Francisco Rodríguez Quilantán.

Mencionó que los riñones pueden perder su capacidad para filtrar residuos de la sangre de forma gradual, lo que da como resultado acumulación de productos de desecho, agua y otras sustancias que pueden ser dañinas si permanecen en la sangre.

Explicó que el nivel de la función de filtrado depende de la edad de la persona y de otros muchos factores que pueden afectar a los riñones. Los riñones se consideran saludables siempre y cuando tengan una función de filtración normal y no existan señales de sangre o de proteínas en la orina.

Rodríguez Quilantán expuso que los factores de riesgo para sufrir insuficiencia renal son principalmente enfermedades crónico degenerativos como hipertensión arterial, diabetes mellitus, consumo de drogas, polifarmacia, automedicación, entre las más frecuentes.

Señaló que existen cinco etapas de daño renal, que dependen del porcentaje de la filtración de la sangre a través del riñón y se diagnostica de acuerdo a análisis y síntomas. Comentó que a partir de la etapa tres, el paciente puede presentar síntomas como cansancio, náuseas, falta de apetito, hinchazón de manos y miembros pélvicos leves, complicaciones como anemia, hipertensión arterial, valores anormales de laboratorio, falta de aliento, entre otros. Cuando el paciente entra en etapa cinco se

requiere de un tratamiento de sustitución, diálisis o hemodiálisis, o un trasplante que le dé una nueva oportunidad de recuperar su salud.

Puntualizó que la hemodiálisis es un tratamiento de depuración de la sangre debido a que los riñones al estar dañados no eliminan toxinas como la urea y la creatinina, refirió que para recibir este tratamiento, en ocasiones de por vida, el paciente es sometido a un cateterismo vascular, el cual debe mantener protegido y libre de infecciones.

Precisó que en este rubro, el área de hemodiálisis del H.G.Z. No. 50, brinda este tratamiento las 24 horas del día; en general, cada paciente requiere de 3 a 4 sesiones por semana cuyas sesiones tienen una duración de hasta tres horas cada una.

Asimismo, una atención integral a través de diferentes niveles como medicina familiar, medicina interna, nutrición, entre otras.

Finalmente el especialista señaló que para prevenir este padecimiento, es importante prevenir y atender otras enfermedades que puedan generar insuficiencia renal como la diabetes o la hipertensión ya que pueden ser factores de riesgo, estar alerta ante algunos de los síntomas y acudir al médico, concluyó el especialista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *