CENSURAN A GOOGLE POR -«DOODLE» ORGULLO GAY-

Imagen de inicio del buscador celebra medio siglo del Orgullo Gay

Una manifestación invadiendo la pantalla del ordenador: así es como ha concebido el diseñador Nate Swinehart el ‘doodle’ que hoy ha aparecido en la página principal de Google en una treintena de países. La celebración del cincuenta aniversario de las revueltas de Stonewall, que dieron origen a las marchas del Orgullo LGTBQ+ que cada verano se celebran en distintos puntos del planeta, inspira una nueva reinvención del logo de Google en colores brillantes (los de la bandera del Orgullo), un estilo entre pop y op-art y con un relato reivindicativo detrás.

Cuenta Swinehart que la idea de conmemorar el acontecimiento representando un desfile vino en primer lugar de su compañera de trabajo Cynthia Cheng. «La idea era representar la marcha mostrando su crecimiento e intensidad a lo largo de las décadas», ha explicado en el artículo publicado en Google a modo de making of. De ese modo, el doodle comienza con una primera escena en un bar. Un cartel indica que estamos en Christopher Street, el club nocturno cuyos parroquianos se atrincheraron durante varias noches en junio de 1969, hartos del acoso de la policía. Las siguientes escenas saltan de década en década: cada vez hay más personas protestando, hasta llegar a 2019, la más colorista y multitudinaria de las imágenes. Es, por tanto, un doodle de celebración. Y también una demostración de habilidad técnica.

«A partir de ese concepto, empecé a probar distintos estilos que pudieran plasmar la idea de una marcha creciente», explica Swinehart. «Tras varios intentos, di con la idea de utilizar franjas de papel recortado para representar el escenario y a la gente». De esa idea procede el aspecto retro que tienen las animaciones digitales del doodle, en la que distintas franjas de papel oscilan y se mueven generando la impresión de movimiento. También de color. «Al principio todo son tonalidades grises, y entonces vemos el arcoíris. El color empieza a expandirse, primero por cada individuo, y después por toda la ciudad, hasta que se adueña de la composición. También quería que la evolución cromática tuviera un significado, y por eso comienza por el triángulo rosa reivindicado por la comunidad como símbolo de liberación».

En el doodle hay manualidades, tecnología, símbolos y, también, las historias personales de los creadores de esta animación. Así lo narra Swinehart: «Antes de entrar a trabajar en Google en 2014, recuerdo abrir la home para ver el doodle dedicado a los Juegos Olímpicos de Invierno y encontrarme con los colores de la bandera del orgullo. Aluciné. Al mirar aquella pantalla sentí esperanza y pertenencia. Y entonces supe que quería ser doodler (diseñador de doodles). Comprendí que es una oportunidad para tener un impacto positivo en el mundo y hacer que la gente se sienta vista, escuchada y valorada».

También se expresa con emotividad el director de Arte de Google Doole, Erich Nagler, que recuerda sus paseos adolescentes por el barrio de Greenwich Village, donde se encuentra The Stonewall Inn. «En estos 50 años, el espíritu del orgullo se ha expandido desde Christopher Street y conecta a gente en distintos lugares del mundo».

Aunque no todos. A pesar del optimismo, hay detalles que denotan que estos logros distan de ser globales. Muchos ‘doodles’ están presentes en prácticamente todo del mundo, pero el del aniversario del Orgullo solo aparece en algunos países. Así lo demuestra el gráfico que representa el alcance del Doodle: sí se lo encontrarán los usuarios de Google en Estados Unidos, Europa occidental, Sudáfrica, Argentina, Chile, Perú, Nueva Zelanda, India o Rumanía, pero no en México, en Rusia, en Brasil ni en la práctica totalidad de los países africanos. La lucha por la conquista de los derechos LGBTQ+ sigue siendo una cuestión candente (y pendiente) en buena parte del mundo y este doodle, a su manera, también lo constata.