Zacahuil ¡El tamal de los tamales!

El Zacahuil, como toda la gastronomía potosina tiene como base el maíz. Es una preparación prehispánica, muy similar al tamal pero lo que lo hace único y diferente es además de su delicioso sabor su gigantesco tamaño, pues puede llegar a medir 5 metros de largo.

El Zacahuil, como toda la gastronomía potosina tiene como base el maíz. Es una preparación prehispánica, muy similar al tamal pero lo que lo hace único y diferente es además de su delicioso sabor su gigantesco tamaño, pues puede llegar a medir 5 metros de largo.

Los Huastecos capturaron a uno de los líderes aztecas, llamado Huehutli, cuya crueldad le presedía, lo mataron, desollaron y con su cuerpo prepararon por primera vez en todo Huastecapan el chachahuil o zacahuil que quiere decir tamal grande enchilado y atoloso.

Se dice que los huastecos hicieron un hoyo grande en la tierra, colocaron ahí el zacahuil, lo cubrieron de piedras y brasas; una vez cocido lo sacaron y lo repartieron entre todas las mujeres que Huehutli había sido ultrajado pues creían que al comerlo lavarían su honra y se acabaría su problema.

Se dice que por mucho tiempo fue una costumbre huasteca hacer lo mismo con sus enemigos y que, con la llegada de los españoles se les convenció de prepararlo con guajolote o puerco.

El zacahuil se hace con masa de maíz martajada, que es mezclada con manteca de cerdo y chiles molidos con especias y sal. Se rellena con trozos grandes de carne de cerdo cruda o un guajolote entero cortado en piezas Después se hace una especie de cama gruesa con hojas de plátano o de papatla que es muy similar a la del plátano pero de mayor tamaño.

Se envuelve y amarra con un mecate grueso para que se cosa bien. Se coloca en un hoyo en el piso o en su defecto en un horno de leña, se tapa y se sella con barro para que no se escape el calor. Se deja cocer cerca de doce horas, pasado ese tiempo, se abre el horno y entre varias personas se carga a donde será consumido.

El zacahuil es un platillo tradicional en grandes eventos como bodas, XV años, bautizos o fiestas patronales; en muchos lugares de San Luis Potosí e incluso de estados aledaños como Veracruz, se acostumbra comer zacahuil en los mercados tradicionales, sobre todo los domingos.

Se dice que de un zacahuil de buen tamaño alcanzan porciones para poco más de 100 personas. ¿Alguna vez lo has probado? Nos gustaría saber que te pareció este deliciosos platillo prehispánico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *