EL PEOR DAÑO DEL DESARROLLO INDUSTRIAL ES NO TRATAR RESIDUOS: OJEDA MESTRE

– Especialista es Secretario General de la Corte Internacional de Arbitraje Ambiental

– Un peligro nuevos residuos “domésticos”, como celulares y televisores

Lo peor que pude dañar a un pueblo, con la actividad económica industrial moderna, es no tratar los residuos industriales y no depositarnos en sitios adecuados, advirtió Ramón Ojeda Mestre, Secretario General de la Corte Internacional de Arbitraje Ambiental, presidente del Centro de Estudios Integrales para la Innovación y el Territorio, y Premio Mundial 2005 del Medio Ambiente “Elizabeth Haub”, que se otorga en Bruselas, Bélgica.

El especialista, estuvo en la ciudad de San Luis Potosí a invitación de la sección 52 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), para participar en la firma de un convenio para fortalecer acciones para el desarrollo sostenible, con la participación de la Sege, Segam, Semarnat, Profepa y el propio gremio sindical.

Al ser abordado por los reporteros, Ojeda Mestre señaló que es bueno –agregó- que están generándose fuentes de empleo, sin embargo, nosotros cuando atendemos la cuestión ambiental tenemos que ver cuales son los efectos potenciales en la salud, y lo peor que puede hacer San Luis Potosí es dejar al garete sus residuos industriales o sus residuos municipales, o domésticos.

El doctor en Derecho Ambiental y académico de la UNAM dijo que debemos tomar muy en serie las acciones encaminadas a prevenir contingencias ambientales negativas, como las que ocurren en el Valle de México, donde durante los últimos cinco años se han generado más de 100 mil damnificados ambientales, con daños severos a su salud.

En este sentido se le cuestionó sobre la necesidad que tiene la industria en México en cuanto a destino de residuos industriales, particularmente San Luis Potosí, que en los próximos años contará con tres grandes armadoras de autos. Al respecto respondió que el punto axial de la política ambiental debe atenderse desde un punto de vista integral, como lo marca la Ley General para la Prevención y Control Integral de los Residuos Sólidos, y el propio Plan Nacional para la Acción Integral de los Residuos.

Recordó que la lección del error en el Valle de México, de haber dejado que el “Bordo Poniente” se convirtiera en el más grande pasivo ambiental de nuestro país, debe ser usado como un “aliciente” para San Luis Potosí, pues necesitamos que haya sitos de confinamiento o de tratamiento de residuos industriales, o de manejo especial e, incluso, de residuos de mayor riesgo. Por eso es que nosotros creemos que se tiene que apoyar tanto a los presidentes municipales, como al Gobierno del Estado, Gobierno Federal, a las empresas, universidades y padres de familia para que San Luis Potosí cuente con esos sitios de confinamientos o de disposición final de residuos.

“Yo veo que San Luis Potosí está creciendo mucho desde el punto de vista industrial, tengo entendido que han llegado nuevas empresas automotrices, tengo entendido que han llegado nuevas empresas metalúrgicas, metalmecánicas, químicas etc. Que bueno –agregó- que están generándose fuentes de empleo, sin embargo, nosotros cuando atendemos la cuestión ambiental tenemos que ver cuales son los efectos potenciales en la salud, y lo peor que puede hacer San Luis Potosí es dejar al garete sus residuos industriales o sus residuos municipales, o domésticos”.

Incluso, explicó que los residuos domésticos de antes no son los mismos que se generan ahora. Antes el residuo doméstico era un pedazo de pollo, queso, pan o un pedazo de enchilada potosina, sin embargo, ahora los domésticos son celulares, tamagochis, juegos electrónicos, computadoras, cámaras fotográficas, vídeo, etc.

No obstante aclaró que los residuos industriales no son malos si los atendemos bien, si los confinamos bien, si los tratamos bien, si los encasillamos bien, de acuerdo con las normas científicas e internacionales.

Advirtió que no podemos avanzar en México, ni en San Luis Potosí, si no tenemos confinamientos adecuados para el tratamiento. Recordó que el Presidente Ernesto Cedillo prometió 14 confinamientos y no cumplió con ninguno; Vicente Fox prometió 14, y no cumplió con ninguno; Felipe Calderón prometió 14, y no nos cumplió con ninguno. Ahora yo le estoy pidiendo y suplicando, y exigiendo, al presidente Enrique Peña que nos ayude que haya centros de confinamientos de residuos industriales, porque lo peor que puede dañar a un pueblo con la nueva actividad económica moderna, es no tratar los residuos industriales. Entonces, cada Estado de la República tiene la obligación de tener un centro integral para el manejo de residuos industriales.

Finalmente dio a conocer que el propósito del convenio con el sindicato de maestros es que la entidad potosina fortalezca sus acciones de reforestación, y; transforme las edificaciones en construcciones sustentables, al construir, por ejemplo, techos de escuelas para captar agua. El objetivo es convertir a San Luis Potosí en una entidad de vanguardia, paradigmática para el resto de la República, en el concepto, filosofía y enfoque, en materia ambiental, y de interacción entre maestros, alumnos, padres de familia, autoridades estatales y federales.

One Response to EL PEOR DAÑO DEL DESARROLLO INDUSTRIAL ES NO TRATAR RESIDUOS: OJEDA MESTRE

  1. John Lewis dice:

    Totalmente de acuerdo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *