IRÁ RÚBRICA EN DICTÁMENES Y RESOLUCIONES

Con la finalidad de dar certeza jurídica y confianza ciudadana al sentido del voto de las y los legisladores en los dictámenes y resoluciones que emiten las comisiones, y que son presentados para la aprobación del pleno, la diputada Josefina Salazar Báez presentó una iniciativa de reforma al artículo 94 de la Ley Orgánica del Poder Legislativo del Estado de San Luis Potosí.

Señala que esta iniciativa tiene como fin, primero, el precisar que los dictámenes y resoluciones deberán ser entregados para su inclusión en la Gaceta Parlamentaria con las firmas autógrafas de los legisladores integrantes de la o las comisiones dictaminadoras que hubieran estado presentes en la votación.

En segundo término, establecer que al lado del nombre de cada legislador o legisladora deberá realizarse la inscripción “a favor”, “en contra”, “abstención” o “ausente” para dejar debida constancia del sentido de su voto en el dictamen.

Y tercero, que esas inscripciones deberán publicarse en la versión digitalizada de la Gaceta Parlamentaria, añadiéndose las leyendas “Rúbrica” o “Sin rúbrica” según corresponda a la existencia o no de la firma del legislador que corresponda.

Señala que puesto que los dictámenes o resoluciones son por definición producto de una discusión entre distintos puntos de vista que se resuelve por la votación de la mayoría, la firma de un legislador en el instrumento, da testimonio de su presencia al momento de la votación pero no necesariamente del sentido coincidente de su voto con el de la mayoría.

Por eso, dijo que es necesario que además de la exigibilidad de las firmas autógrafas, que son testimonio y sanción de la naturaleza jurídica de los dictámenes, y de la publicación de la existencia de las mismas, también se pueda conocer de forma inequívoca la postura de cada legislador que tomó parte de los trabajos en comisiones y que concluyen en la aprobación o no del dictamen en el pleno.

Recordó que es deber de las y los legisladores comprometerse con la profesionalización, seriedad y transparencia de las actuaciones.

“Si actualmente es una obligación contenida en la Ley de Transparencia que debe publicarse el sentido de cada una de las votaciones de las y los diputados en el Pleno, no existe ninguna razón para que este principio no prime en el fundamental trabajo que realizan las comisiones dictaminadoras”; enfatizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *