IMSS RECOMIENDA VIGILAR AGUDEZA VISUAL EN MENORES

·        Se recomienda vigilar dolores de cabeza recurrentes, ya que pueden ser síntoma de una visión deficiente

·        Atender la presencia de infecciones oculares, para evitar complicaciones permanentes

Es importante vigilar cuando las niñas y los niños manifiestan dolor de cabeza al terminar su jornada escolar o bien al término de la tarea escolar en su casa, ya que esto puede ser un síntoma de que están forzando su vista, informó la doctora Beatriz Leonor Fernández Ruiz,  del Hospital General de Zona (HGZ) No. 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

En los centros escolares es donde los menores deben mantener su mayor concentración en las explicaciones de sus docentes, y es por esto que muchas veces deben forzar la vista para ver el pizarrón o, en su caso, las imágenes proyectadas a través de cañones multimedia.

Es por esto que si las y los pequeños manifiestan un dolor de cabeza recurrente, es importante acudir a un especialista, el cual valorará su grado de agudeza visual, e incluso en aquellos y aquellas pequeñas que ya utilicen lentes, puede ser probable que su graduación ya no sea la más adecuada para su condición visual en específico, ya que el globo ocular y su cavidad también cambian en su tamaño conforme el o la menor se desarrollan.

Otro síntoma puede ser el lagrimeo, ya que al forzar los párpados para mejorar la visión, surge la salida de lágrimas y, en algunos casos, el enrojecimiento de sus ojos.

Es importante poner atención cuando las y los pequeños tienen por costumbre ver la televisión a una distancia muy cercana, ya que esto puede ser el síntoma de una visión defectuosa o, en el caso de que sea simplemente una costumbre, corregirla, ya que ver la televisión tan cerca puede ser nocivo para los ojos de las y los menores; la distancia mínima recomendada es entre un metro y medio a dos metros de distancia, agregó la Dra. Fernández Ruiz.

Finalmente, recalcó que es muy importante estar atentos a la presencia de infecciones en los ojos de las y los niños, ya que de no ser atendidas a tiempo y de forma correcta, pueden derivar en complicaciones en la retina y afectar  la vista de manera permanente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *