La Caja del Agua, símbolo de la capital potosina

Es una estructura circular de estilo neoclásico, de cantera, entre cuatro macetones ornamentales con cubierta piramidal de azulejos que rematan en una piña de piedra, esta conservera recibía el agua que bajaba de la Cañada del Lobo, mediante un largo acueducto con algunas fuentes intermedias, en este lugar se abastecían de agua los potosinos en el siglo pasado. Da la impresión de ser una caja de música, de una polvera o de un objeto del tocador femenino; este monumento es orgullo de los potosinos y, por su belleza y permanencia, es el símbolo con el que se identifica a la ciudad, se puede hacer un recorrido turístico en carruaje de época visitando el centro histórico así como sus principales monumentos y hoy en día es considerada el símbolo de la ciudad.

La Caja del Agua es uno de los símbolos más distintivos de la ciudad de San Luis Potosí, en 1617 se descubrió el manantial de la Cañada del Lobo en plena Sierra de San Miguelito, cuando eran tiempos de prosperidad virreinal.

La ciudad creció y este manantial fue la salvación para llevar el precioso líquido a los habitantes de la capital Potosina.

Su primer gobernador, Ildefonso Díaz de León inició el gran proyecto hidráulico en 1828, el autor del diseño es el grabador y pintor José Guerrero Solachi y el ejecutor Juan N. Sanabria, realizado de delicada estructura neoclásica La Caja fue puesta en servicio en agosto de 1835 instalada en Calzada de Guadalupe.

Esta es una estructura circular de estilo neoclásico, de cantera, entre cuatro macetones ornamentales con cubierta piramidal de azulejos que rematan en una piña de piedra, esta conservera recibía el agua que bajaba de la Cañada del Lobo, mediante un largo acueducto con algunas fuentes intermedias, en este lugar se abastecían de agua los potosinos en el siglo pasado.

Adelante sobre la misma Calzada se ven dos de ellas y en el jardín del Santuario otras dos. Los pilares y cadenas que rodean el monumento se colocaron en 1953.

Da la impresión de ser una caja de música, de una polvera o de un objeto del tocador femenino; este monumento es orgullo de los potosinos y, por su belleza y permanencia, es el símbolo con el que se identifica a la ciudad.

La Caja del Agua se encuentra en tan buen estado que cuando llueve mucho aún se guarda agua en ella, que se ve salir por los costados a los contenedores.

Además de esta hermosa atracción se puede hacer un recorrido turístico en carruaje de época visitando el centro histórico así como sus principales monumentos y hoy en día es considerada el símbolo de la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *