MARIO GARCÍA “EL ZAR DEL DESPILFARRO”

Por: Benjamín Ustoa.

Hace algunos años en la Mesa de Redacción de la Razón San Luis, en un debate entre colegas, el entonces director general, Alejandro Leal Tobias comentó que Mario García tenía todo para ser alcalde de la capital, menos partido. “Es el mejor candidato y él ganaría la alcaldía si lo abandera un partido político”, aseguraba Alejandro Leal Tobias.

El debate entonces se centró en que desde mi particular punto de vista el ex rector no tenía la preparación para ser alcalde. No sabe administrar y en la UASLP hace lo que quiere con el dinero acá no podrá con el paquete, insistí.

Lamentablemente para San Luis, ambos teníamos razón, Alejandro Leal Tobias fue certero y Mario García fue alcalde gracias al Partido Verde Ecologista, pero su falta de visión o su excesiva afición por el derroche dejo al municipio capitalino en una de sus peores banca rota.

De nada sirve, que el ex rector y ex alcalde, Mario García, ofrezca entrevistas exclusivas para decir que todo era culpa del ex tesorero. Pues, la única realidad son lo hechos que quedaron a la vista. Como dicen “por sus obras los conocerás”.

En tres años, la Ciudad quedó infestada de baches, Av. Universidad era un asco y el argumento fue que estaba en litigio. La nómina se multiplicó por cientos. Las deudas a proveedores superó los 800 MDP. En fin podría enumerar más y más cosas para demostrar que Mario García nunca tuvo la menor idea de cómo administrar un municipio y mucho menos de como servir a su gente. El ex alcalde solo fue un fanático de derroche, esa fue su gran afición en los tres años.

Hoy, Mario culpa a el ex tesorero José Bolaños. Como si eso arreglara todo el desfalco y banca rota en que dejó la administración municipal. Me imagino a un tipo cínico diciendo: “él fue el culpable y yo confiaba en él”, eso es igual a decir: “Ya no es mi problema”.

La realidad es que Mario García asumió una responsabilidad y le falló a los potosinos, pues no solamente encabezó una administración paralizada en obras, sino que la endeudó y dejo en banca rota. Lo único que le falta al ex rector es vergüenza y curarse la amnesia que padece.

Sin embargo, seamos realistas Mario permanecerá impune, pues difícilmente los políticos se castigan entre sí, el expediente está en manos del Congreso del Estado, donde seguramente permanecerá por mucho tiempo en el mismos estatus: “En revisión”. Honestamente, en un año y medio la actual Comisión de Vigilancia del Congreso no ha respondido a las expectativas de los potosinos. De la ASE, mejor ni hablamos, pues solo ha sido una agencia de colocaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *