MUEREN 50 CABEZAS DE GANADO POR ALTAS TEMPERATURAS

Los presidentes municipales deben ayudar en la medida de sus posibilidades presupuestales.

 

Las altas temperaturas en la zona media ya provocaron la muerte de al menos 50 cabezas de ganado, lo que hace urgente que se bajen programas estatales y federales para comprar alimento y evitar que el daño pueda ser mayor para los productores de la región, porque la sequía será muy prolongada, señaló el diputado Oscar Bautista Villegas.

Destacó que el gobernador del estado Juan Manuel Carreras López ha estado al pendiente y a través de las dependencias relacionadas, ya canalizó más de 150 millones de pesos para enfrentar la sequía, sin embargo, el problema podría ser mayúsculo y se va a requerir de más recursos en las próximas semanas.

“Tengo el pulso de lo que está ocurriendo en la zona media, pero en el altiplano y zona centro la situación podría ser similar o peor, de ahí que no podemos descuidar a los productores ni dejarlos solos, ya que generalmente se trata de personas que no tienen recursos suficientes para enfrentar una emergencia de esta naturaleza”, expuso.

El diputado Bautista Villegas manifestó que si bien es cierto la prioridad es el agua para el consumo humano porque hay muchas comunidades que no cuentan con el vital líquido, es un tema en que los ayuntamientos ya están tomando medidas preventivas y hacen gestiones para que la situación no se agrave.

Pero en el caso preciso del ganado, la situación es realmente preocupante porque ya se perdieron las primeras cabezas de ganado y “por ello voy a sostener una reunión con el titular de la Sedarh y el delegado de Sagarpa, para gestionar recursos para la compra de alimento, porque no hay suficiente para alimentar a los animales”.

Los presidentes municipales deben ayudar en la medida de sus posibilidades presupuestales, pero generalmente señalan que no tienen recursos suficientes y por ello es que el gobierno estatal y el federal deben salir al paso, como ya lo hizo el mandatario Juan Manuel Carreras la semana pasada al recibir los primeros informes de las consecuencias de la prolongada sequía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *