Gastronomía potosina

La gastronomía de San Luis Potosí es tan amplia, variada y digna de disfrutar como las cuatro zonas que lo conforman.

Los ingredientes de cada platillo son representativos de la región de donde provienen, debido en gran parte a los diferentes climas que tenemos a lo largo y ancho de todo el estado.

En el Altiplano hay platillos tan originales como el cabrito, los cabuches -que es la flor de la biznaga- quesos de distintos tipos, elaborados tanto de leche de vaca como de cabra, con la consecuente producción de deliciosos dulces como las sevillanas y las glorias, las frutas cristalizadas son siempre una delicia.

En el Centro se encuentran las enchiladas potosinas, hechas con una masa apenas picosita y rellenas de queso, con salsa de tomate; los tacos potosinos, rellenos de queso y acompañados de papa, zanahoria, lechuga y chiles en vinagre y como postre los tradicionales chocolates Costanzo y campechanas con un toque de cajeta.

En la Zona Media nos encontramos con las enchiladas rioverdenses, servidas con una pieza de pollo de carne oscura, bañada con una salsa de jitomate, sin faltar los ricos y esponjaditos bocoles, rellenos de un sinfín de guisados.

Para finalizar, en la Huasteca la variedad es amplia, los platillos a base de pescados y mariscos son infaltables, hay negrilla, acamaya, ensalada de palmito, queso de bola relleno de crema, sin olvidar uno de los platillos más típicos, que es el zacahuil, ese delicioso tamal de fiesta, que puede llegar a pesar hasta 30 kilos, así que… ¡Buen provecho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *