MÉXICO, PAÍS QUE HA LUCHADO CONTRA LA EPIDEMIA DEL VIH: MAURICIO COMAS

La plática se dirigió a estudiantes de posgrado e investigadores.

El Centro de Investigación en Ciencias de la Salud y Biomedicina de la UASLP, recibió la visita del doctor Mauricio Comas García, egresado de esta universidad y actualmente investigador del Instituto de Cáncer, en Frederick, Maryland, Estados Unidos de Norteamérica quien destacó que hay avances en la formulación de una vacuna contra este virus.

Previo a su plática, comentó en entrevista que parte de su labor es el estudio del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) debido que es complejo y, aunque se descubrió hace más de treinta años, hay cuestiones que no se pueden entender a través de la virología tradicional.

“soy biofísico y he trabajado con virus desde el punto de vista de la física, por lo que podemos resolver preguntas complicadas para un biólogo o un médico. Al trabajar desde el punto de vista de la física, podemos aislar cada proceso y entender preguntas puntuales. Lo que pretendemos entender es cómo este virus transmite su información genética de una célula a otra”.

La plática se dirigió a estudiantes de posgrado e investigadores, “es una charla técnica que involucra terminología de la investigación biomédica y biofísica. Uno de los grandes avances es que hay terapias antivirales y si se sigue el medicamento, el virus baja a niveles que no se pueden detectar y el paciente puede tener una vida común. El problema es que no hay una cura, la cura es algo difícil, creo imposible, aunque hay avances significativos en la formulación de vacunas”.

Y señaló: “quizá en cuatro años habrá el ensayo clínico para generar las primeras vacunas en contra del VIH y eso cambiará radicalmente la forma de tratar el virus. Lo último que se está realizando son los tratamientos preventivos, por ejemplo, en Estados Unidos los grupos de riesgo, como las sexoservidoras y hombres que tienen sexo con otros hombres, pueden adquirir el medicamento que los protege de cualquier infección viral, aunque tiene un costo elevado”.

En el caso de mujeres embarazadas y que saben de su situación, se presenta una alternativa, “la mamá no intercambia su sangre con el producto, solo al momento del nacimiento. Mientras él bebé está en el útero se encuentra protegido, unas semanas antes de nacer le proporcionan medicamentos especiales a la mamá para bajar la cantidad de virus a niveles imperceptibles y, en ese momento la probabilidad que se infecte es mínima, de hecho, en Estados y en México, si la mamá sigue el tratamiento adecuado es difícil que resulte infectado el bebé”.

Reconoció que México ha sido uno de los países donde más se ha luchado contra la epidemia, “aquí tenemos acceso a salud pública gratuita, quizá no de la misma calidad de la salud privada. En cambio, en Estados Unidos es costoso y si la gente no tiene un seguro de gastos médicos, es realmente una sentencia de muerte. En México se tiene el servicio de las instituciones de salud que quizá tardan en atender, pero otorgan los medicamentos adecuados”.

Finalmente, Mauricio Comas García, añadió: “A México todavía no llega la medicina preventiva, el tratamiento tiene un costo de alrededor de 10 mil dólares mensuales y sería para personas con alto riesgo. Afortunadamente, en México se ha avanzado en educación sexual y se debe continuar en ese camino”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *