BAÑADA EN “SANGRE” LLEGÓ A TRIBUNALES PARA DENUNCIAR A SU EX

“Tengo que estar muerta para que hagan algo”, dijo la mediática mientras mostraba sus manos y su cara llenas de sangre artificial.
Con una intervención artística, la actriz argentina, Natacha Jaitt fue a la puerta de Tribunales de Lavalle bañada en “sangre” para reclamar a la Justicia que la ayuden, luego de denunciar a su ex novio por violencia de género.
“Mi ex me ataca todo el tiempo y no hacen nada, tengo que estar muerta para que hagan algo”. En medio de una crisis, aseguró que vive “encerrada en vez de estar encerrado el hijo de puta de Luis Mauro Montes, que vive en Mataderos”.
 
Según denunció la mediática, su ex pareja no cumplió con la medida perimetral y, a pesar de tener testigos, el hombre sigue libre. “Me intoxicó, me quiso matar veinte veces, me ahorcó, declaró el médico, todos, ¿qué más quieren?”, denunció.
Indignada, dijo que no era una cuestión de hombres y mujeres y que era muy injusto que los delincuentes, asesinos y violadores tuvieran más derechos que las víctimas.
La morocha dijo que estuvieron cinco años en pareja y que los golpes comenzaron en los últimos dos, luego de que ella comenzara a investigar sus antecedentes y descubriera que él había estado metido en el narcotráfico: “Estuvo preso, y yo no soy Mónica Farro y no expongo a mi familia. Ahí empezaron los ataques y los golpes, a escondidas de mi familia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *